Expresidentes sin pensión



México es uno de los países con pensiones para ciudadanos más bajas del mundo, ya que con 25 años de trabajo, un trabajador promedio alcanza alrededor de 4 mil pesos mensuales. Sin embargo un presidente, que solo trabajó 6 años, recibe una pensión vitalicia de 200 mil pesos mensuales aproximadamente. Como si esto no fuera suficiente, sus gastos se manejan con total opacidad y discrecionalidad, por lo que los mexicanos no sabemos qué hacen con todo ese dinero.

Desde abril del 2016 los Diputados Ciudadanos han luchado para poner un alto al derroche. Sin embargo la iniciativa ha permanecido congelada, y ni los ex presidentes, ni Enrique Peña Nieto han tenido voluntad para dar un respuesta y renunciar a este privilegio.