La gente manda

El poder es de los ciudadanos, por eso nuestro gobiernos y diputados están abriendo espacios para que participen en la toma de decisiones.

Transparencia y austeridad

El dinero de la gente se respeta. Por eso renunciamos a privilegios como celulares, seguros, bonos injustificados y sobresueldos.

Oposición crítica y constructiva

Ser oposición responsable es enfrentar a los malos gobiernos y dar voz a las exigencia de los ciudadanos.

Causas ciudadanas

Nuestro compromiso es llevar las demandas sociales, que los políticos de siempre han ignorado, a los espacios más importantes del país.